Gestionando nuestra bandeja de entrada.

La gestión de nuestros emails a veces nos desborda. Te doy tres sencillos trucos para que tengas tu bandeja de entrada bajo control.

La gestión de nuestros emails a veces nos desborda. A mí me ha pasado, recibir muchísimos mails al día y desesperarme.
¿Sabes que hice cuando vi que había llegado a los seis mil correos electrónicos pendientes? Los eliminé todos. Sí, TODOS. Es evidente que si había alguno que era importante me volverían a preguntar por ello. La mayoría de gente con la que trabajo se comunica conmigo de forma habitual por otros medios, así que no perdía gran cosa y podía empezar de nuevo de manera controlada, enfocada y bien gestionada.
Te voy a dar tres consejos para que tengas tu bandeja de entrada bajo control:

  1. Vacía tu bandeja de entrada a diario.  Revisa cada uno de los mails que han entrado en tu bandeja de entrada y decide que acción has de tomar: si contestar ese mail te lleva menos de dos minutos, hazlo inmediatamente. Si te va a llevar más tiempo contestarlo y ahora no dispones de más tiempo, mételo  en una carpeta en tu gestor de correo y anota en tu agenda que has de contestar ese mensaje. Si son mensajes que no has de contestar ¿Qué vas a hacer? ¿Has de archivarlos? Archiva tus mensajes en una carpeta que se llame archive, luego puedes encontrar fácilmente el mensaje usando la función “buscar”. ¿No tiene sentido guardarlo? Elimina ese mensaje. Tu objetivo es que la bandeja de entrada quede vacía. Hazlo así a diario, te funcionará mucho mejor todo tu sistema de correspondencia electrónica y serás más productiva.
  2. Enfócate. Cada día establece un rato para dedicarte a revisar tus mails, pon un temporizador y desconéctate de la red para evitar que te entren nuevos mensajes en ese momento y te distraigan. Ya te conectarás de nuevo a la red luego, cuando termines la revisión de tu correo.
  3. Usa distintos mails. Si utilizas diferentes direcciones para diferentes cosas tu correo llegará ya ordenado por secciones o temas y será más fácil gestionarlo. Puedes tener un mail para temas personales, tu familia y amigos más cercanos, otro para información sobre tu emprendimiento, otro para ventas, otro para recibir comentarios del blog, otro para recibir los boletines a los que te suscribes… Cada una conoce sus necesidades. Hazlo de forma que simplifique tu gestión y te sea más fácil. Yo tengo varios mails diferentes y cada uno se descarga directamente en una carpeta de mi gestor de mails, y eso simplifica mucho mi trabajo.

Espero que estos tres consejos te resulten útiles. ¿Qué cosas haces tú para simplificar la gestión de tu mail y que sea una herramienta y no un distractor?
Azucena Caballero

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

16 − siete =

Últimos posts

Por qué falla tu lanzamiento.

Hay muchos motivos por los que un lanzamiento no funciona como esperaríamos, te cuento aquí los más comunes para que puedas tenerlos en cuenta.

Me entrevista Elia Lajara

Me entrevista Elia Lajara, pero lo hace en mi muro de Facebook debido a problemas técnicos. ¿Quieres conocerme un poco más?

Gestionando nuestra bandeja de entrada.

La gestión de nuestros emails a veces nos desborda. Te doy tres sencillos trucos para que tengas tu bandeja de entrada bajo control.
BandejaEntrada
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

2 × 4 =

WhatsApp chat

¿Te cuesta encontrar un producto o servicios por el que la gente esté dispuesta a pagar?