¿Y si abrazamos nuestra multipotencialidad?

DSC_9724-2

¿Alguna vez te has sentido fuera de lugar, rara o incluso equivocada por tener múltiples intereses y ganas de dedicarte a cosas muy variadas en un mundo en el que parece que la especialización es la clave necesaria para el éxito?

Yo sí. De hecho muchas veces me planteo si no debería enfocarme en una sola cosa en lugar de hacer tantas y que lo mismo ese enfoque me haría crecer mucho más en términos económicos, aunque no sé si me haría más feliz, la verdad. Ya que tengo un problema, me aburro cuando hago siempre lo mismo.

Me pregunto mucho… ¿Y si sólo me dedicara a temas de educación? ¿O de productividad? ¿Mejor emprendimiento? ¿Me enfoco en hacer cosas de Historia?

El simple hecho de plantearme estas preguntas me da la respuesta: No.

La vida va de muchas cosas, y algunas de las más importantes para mí son divertirse, descubrir, crecer continuamente a nivel emocional, intelectual y cultural y ayudar a mejorar el mundo en la medida de lo posible.

Estoy cansada de gurús que mediante diversas técnicas intentan poner el foco exclusivamente en aquello que genere ingresos inmediatos (que no siempre perdurables o recurrentes, ojo). Algunos parece que han olvidado la importancia del conocimiento, el arte y la belleza para el ser humano. Esas son las cosas que nos diferencian como especie y nos hacen ser quienes somos, son cuestiones esenciales para nuestra mente y espíritu.

Cuando miro hacia atrás, la mayoría de personajes interesantes de la historia son personas multifacéticas. Personas que de una forma u otra admiraban la capacidad de erudición de otros y deseaban emularla. Gente que gracias a dedicarse a múltiples intereses fueron (o son) capaces de crear nuevas ideas intersectoriales que desembocaron en descubrimientos, invenciones, filosofías, teorías, modelos, obras u objetos fascinantes. 

Leonor de Aquitania, Leonardo da Vinci, John Ruskin, Hedy Lamarr, Steve Jobs o Mark Zuckerberg, cada uno en su época y su contexto fueron personas que mostraron un interés muy variado en multitud de cosas y eso es lo que les ha permitido dejar esa huella que todos podemos seguir y reconocer.

Yo he decidido que ser multipotencial es una ventaja. He decidido abrazar mi capacidad de multipasión y multitarea. Y quiero invitarte a que si tú te sientes como yo, también lo hagas. Cultivar diversos intereses y compartirlos con el mundo creo que es algo absolutamente positivo.

Azucena Caballero

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

15 − 8 =

WhatsApp chat