El valor de ser auténtica.

_DSC5103

No finjas ser quien no eres, es una mala estrategia.

Te dicen “Vístete para el trabajo que deseas” o el típico “Fake it till you make it” y te lo acabas creyendo, y te pasas el día intentando mostrar en las redes una historia que no es la tuya, que es una pose. ¿Lo has hecho? ¿Reconoces a gente a quien le notas que eso es lo que hace?

¿Y por qué crees que se hace eso? Yo creo que es sobre todo por dos cuestiones:

  1. Baja autoestima y/o síndrome del impostor. No sientes que tal cual eres resultes valiosa y necesitas fingir ser otra persona, esa que crees que sí puede gustar más que tú.
  2. Crees que si tú no te subes a ese circuito de rostros coloreados por los rayos uva, platos de comida dignos de la mejor cuenta de Instagram, sonrisas Profident, playas siempre soleadas, restaurantes caros y laca invisible sobre tu cabello no te van a tomar en serio y que no te van a comprar.

Tengo información valiosa para ti:

  1. No necesitas simular ser quien en el fondo no eres.
  2. El concepto de éxito es variadísimo. Para cada persona lo es una cosa diferente. Para algunas es poder comprarse todo su vestuario en Versace, para otras es poder pasar más tiempo con sus hijos, otras lo que desean es viajar por el mundo en autocaravana o un pequeño velero, y otras quieren vivir en una pequeña casa en el campo, tranquilas y con mucho tiempo para leer novelas y pasear.
  3. La gente está cansada de personas de plástico y cartón piedra. Estamos todos deseosos de autenticidad. Seguramente tu estilo de vida actual ya sea un éxito tal y como está. Para empezar estás aquí, viva, con tus más y tus menos, sacando un proyecto adelante. ¿No crees qué eso ya es un éxito?
  4. Hay mucha gente parecida a ti que lo que necesita es que alguien como tú les muestre que sí es posible hacer lo que estás haciendo. No buscan a Superwoman, no buscan a “Alexis Carrington”, para eso ya tienen la televisión, las revistas y la ficción. Buscan soluciones que conecten con su situación actual, no lo olvides.
  5. Hay tantas personas conectándose diariamente a las redes usando tu misma lengua que hay más que suficientes clientes para todos. Cada día se conectan millones de personas de habla hispana a internet. ¿Qué porcentaje real necesitas que te compre de todas ellas? Hay para todos, en serio. No necesitas competir con los demás, solo ofrecer lo mejor de ti.

Te lo digo por experiencia. Hay quien te valorará y apreciará por ser exactamente quién eres. No necesitas «simularlo hasta lograrlo”. Sé auténtica. La gente te querrá por quien ya eres y para ti será mucho más sencillo cubrir sus expectativas y darles el servicio que esperan.

Pretender ser quien no eres sólo te atraerá gente con la que finalmente no te va a gustar trabajar. No vale la pena.

Ayuda a que tus seguidores sepan exactamente qué ofreces. Usa tus palabras, sé natural, no te reprimas ni escondas. Comparte tu historia sin dramas, no es necesario (si es un dramón, pues claro, cuéntalo con drama, es inevitable, pero no lo hagas por que es lo que parece que todos hacen, es innecesario y cutre).

Mójate, muestra tus puntos de vida, tu perspectiva sobre la vida y sobre tu propuesta y negocio. Diferénciate.

Y recuerda que todos crecemos y evolucionamos con el tiempo. Tu antiguo yo te trajo aquí y tu actual yo te llevará al siguiente nivel.

Eres única. Aprovéchalo.

Azucena Caballero

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest