9 estrategias para tener un negocio con buena reputación

 

Uno de los aspectos que más van a influir en el éxito de tu emprendimiento es tu capacidad para construir una buena reputación de negocio. Además de tu branding personal es indispensable crear y sostener una imagen de marca seria y competente. La imagen, relaciones y gestión de la comunicación que tengas en las redes será decisiva y tendrás que tomar acción para estar atenta a monitorear y gestionar diferentes campos. Veamos como enfocar tu estrategia para lograr tener buena reputación y mantenerla, cuidando cada punto de contacto con tus prospectos y clientas.

Conseguir una reputación sólida no es algo que llegue inmediatamente, es el fruto de esfuerzo sostenido y mucha claridad en las estrategias, pues, no lo dudes, la reputación no se consigue solo por abrir tu emprendimiento y moverlo en redes. Además, con tu exposición y gestión en redes ganarás reputación pero puedes también verla dañada.

Vas a tener que ofrecer, como negocio, honestidad, fiabilidad, cumplir altas expectativas, ser integra y eficaz, además de diseñar productos de alta calidad. Todo un reto.

Veamos ahora las 9 estrategias que te proponemos para conseguir buena reputación para tu negocio:

1 Ten una perfecta credibilidad

La confianza y el respeto se ganan. La forma de hacerlo es no fallar a tus compromisos y construir tu credibilidad desde los cimientos. Cumple siempre lo que prometes y no prometas cosas que no puedes cumplir o que no sabes si se cumplirán, algo que debes hacer tanto en tus servicios como en tus mensajes publicitarios. Cada vez que no cumples algo estás sembrando tu ruina y el efecto de esto no es que se vaya sumando, sino que se multiplica exponencialmente en la mente de tus seguidores.

2 Resuelve bien y rápido las reclamaciones

Las quejas, reclamaciones o problemas siempre pueden suceder, incluso si pones tus mayores esfuerzos para evitarlo. Cuando pasen no te escondas. Trata a tu cliente de manera exquisita y responde con una resolución rápidamente (incluso si no tiene razón o no vas a darle lo que pide).

Si el error o la demora en un servicio es por tu responsabilidad haz un esfuerzo especial en resolverlo prioritariamente; un cliente descontento puede convertirse en un embajador de tu marca si lo haces bien. Y discúlpate, que no se te olvide.

3 Proporciona un valor añadido

Ofrece un valor excepcional y añadido, supera las expectativas de tu cliente siempre y ofrece una experiencia WOW. Puedes hacerlo ofreciendo acceso ilimitado a tus contenidos, un servicio adicional gratis, descuentos para los clientes habituales u otros beneficios adicionales. Se creativa. Un regalo inesperado hace que seas inolvidable.

4 Cuida la intimidad de tu cliente

La intimidad de tu clienta es algo sagrado. Por supuesto debes cumplir las leyes de protección de datos y cuidar los datos bancarios, pero también puedes ofrecerle espacios seguros privados donde pueda expresarse con tranquilidad. Y, ni falta debería hacer decirlo, nunca reveles datos personales o historias de su intimidad que pueda confiarte, incluso si la relación se acabara.

5 Coopera con otras emprendedoras

La competencia existe, pero deja de pensar en ella. Que otras personas se dirijan al mismo público es señal de que es un mercado activo, que otras personas, incluso, ofrezcan servicios parecidos no debe asustarte, cada cliente elegirá a quien mejor conecte.

Además, otras mujeres emprendedoras tienen, posiblemente, motivaciones, sueños y problemas parecidos a los tuyos y pueden convertirse en grandes amigas y colaboradoras que hagan este camino más llevadero. Te ayudarán (las que son majas) y te sentirás menos sola si estableces relaciones sanas y honestas con ellas. Son fabulosas. Incluso te diría que muchas veces vais a compartir clientas y os vais a referenciar unas a otras. Para mí son uno de los grandes activos de mi negocio.

Evidentemente debes ser íntegra en tu trato con ellas. No plagies, no manipules, no te arrimes para luego despreciarlas, no captes a sus clientes de manera torticera, no abuses de su confianza, no las utilices y, desde luego, no vayas a ponerlas verdes. ¿Está claro? Si destruyes tu reputación entre otras emprendedoras de tu sector lo vas a llevar fatal.

6 Usa tecnología de calidad

Vas a tener que usar herramientas tecnológicas para tus carteles, anuncios, videoconferencias, correos y clases. Hazlo con tecnología de calidad y mejora continuamente. Por supuesto, debes aprender a usarlas bien. No solo harán tu trabajo más efectivo, sino que impactarán en la imagen que tus clientes se harán de tu negocio.

7 Escribe correctamente

La comunicación es la base de nuestro negocio y hay que cuidarla en todo momento, también en su estructura y forma. Cuida tu ortografía, aunque a veces se acepta un pequeño olvido o fallo de tecleado, trata de no ser conocida como una inculta que no sabe las normas mínimas.

Todas delegamos cosas, y puedes buscar un corrector si tienes dudas. Puesdes contratar a alguien que te haga el copy, pero no abuses pues tu mensaje debe reflejar tus palabras habituales.

Tus mensajes a los prospectos y clientes deben ser claros, efectivos, con información comprensible. No olvides incluir información de contacto en tus correos y que aparezca en tu web en lugares destacados.

8 Ten una página web excelente

Tu página web debe tener un formato profesional, limpio, elegante, bonito y sencilla de usar, que sea comprensible y esté actualizada. No es necesario invertir grandes cantidades de dinero pero si debe ser precisa y estar al día.

9 Muestra tus valores humanos

Cuando emprendemos lo hacemos para poder dedicar todo nuestro tiempo a algo que amamos y que aporta valor al mundo, ayuda a otras personas, y está alineado con nuestras creencias, ideas o valores. Una emprendedora debería también seguir involucrada en esos temas que la mueven, participando en actividades e iniciativas o, incluso, haciendo acciones desinteresadas (sin que eso signifique que abandonemos el derecho a cobrar por nuestro trabajo y tiempo en el negocio). Recogidas de firmas o acciones comunitarias son ejemplos de gestión de nuestro voluntariado. Asimismo, y a nuestro criterio personal, podemos ayudar a otras personas a acceder a servicios o aconsejarlas.

Descarga en el enlace siguiente esta infografía:

9 estrategias para tener un negocio con buena reputación

 

Piensa en una pequeña tienda tradicional de barrio, de las que ya casi no quedan, pero que se parecen mucho a lo que haces como emprendora on line. Su éxito se sostenía en una reputación como negocio siempre dispuesto a dar lo mejor a sus clientes, además de, indispensable, un branding personal acogedor. Una reputación de negocio impecable y un servicio al cliente inmejorable, cercanía, facilidad de acceso y uso eran cualidades que las sostenían frente a competidores más potentes. Lo mismo has de hacer tú.

Mireia Long

 

Comparte:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Una respuesta a «9 estrategias para tener un negocio con buena reputación»

Los comentarios están cerrados.

Últimos posts

Las críticas a las emprendedoras

Las emprendedoras, mujeres y para colmo, pequeñas empresarias que muchas veces comienzan un negocio desde cero, sufren toda clase de críticas, desprecios, minusvaloración, invisibilización y

9 estrategias para tener un negocio con buena reputación

estrategias buena reputacion
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest

Una respuesta a «9 estrategias para tener un negocio con buena reputación»

Los comentarios están cerrados.

WhatsApp chat

¿Te cuesta encontrar un producto o servicios por el que la gente esté dispuesta a pagar?