Mamá emprendedora: cuida tu ortografía.

Sí, en una era en la que cada día todos consumimos más contenido escrito que nunca gracias a internet (leemos blogs, manejamos redes sociales, visitamos webs, buscamos información en la red…) tu ortografía te delata. ¿Eres profesional y te lo tomas en serio o eres una simple aficionada?

Tu ortografía forma parte de tu imagen, y por lo tanto de la imagen de marca que desarrollas y de tu posicionamiento. ¿Cómo quieres que tu escritura incluya en la visión que de ti, de tu propuesta o de tu mensaje tienen aquellos a quienes te diriges?

¡Ojo! Se puede cometer alguna falta, comernos alguna letra, son cosas que nos pasan a todos, y ya se ve que si tienes una pequeña falta es un descuido momentáneo, pero ¿has visto alguna vez una web o un blog en donde un artículo completo es un verdadero despropósito? Yo sí, y créeme, la imagen es nefasta.

Sé que muchas de vosotras tenéis dificultad para saber cuando se escribe una c, una s, o una z, porque a veces la pronunciación no ayuda, como con la h, o la y, etc. Pero ¿has pensado en usar uncorrector ortográfico?

Me acuerdo de una profesora que tuve en el instituto, que nos contaba que su profesor de lengua castellana era andaluz, y les decía «zordao ze escribe con l» ya les había contado antes lo de la s, y lo de acabar en «ado» 😉 Pero ahora es más sencillo, tenemos muchas opciones, desde estudiar ortografía, a leer y leer para mejorar de forma natural, pero si sientes que no tienes tiempo, solo has de usar un corrector.

Puede que no quede perfecto, nadie te lo va a pedir, pero sí que quede digno, que se vea que te has preocupado por intentar dar un buen servicio, un buen producto, que te tomaste el minuto extra que te tomó pasar el corrector. En definitiva, que si te importó lo que tus seguidores y clientes iban a recibir.

Azucena Caballero

Comparte:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Últimos posts

Las críticas a las emprendedoras

Las emprendedoras, mujeres y para colmo, pequeñas empresarias que muchas veces comienzan un negocio desde cero, sufren toda clase de críticas, desprecios, minusvaloración, invisibilización y

Mamá emprendedora: cuida tu ortografía.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest
WhatsApp chat

¿Te cuesta encontrar un producto o servicios por el que la gente esté dispuesta a pagar?